Audioguía
Audioguía

Riberas del Miño

Las Riberas del Río Miño a su paso por la Ribeira Sacra, ofrecen un paisaje apacible de bosques caducifolios alternados con pequeñas y numerosas extensiones de viñedos. El río forma también numerosas curvas, en las cuales se adentra la tierra creando característicos meandros. 

En el suroeste de la provincia de Lugo, se encuentra una de las zonas más características del Río Miño. Con el paso del tiempo y gracias a la erosión y a los movimientos geológicos, el Río Miño terminó encajándose considerablemente en esta zona. 

Las laderas del Miño se dedican al cultivo de la vid, alternadas en función de su orientación con bosques caducifolios y plantaciones de pinos. Al igual que ocurre en otras zonas de los alrededores, la producción de vino en este lugar ha sido desde siempre de gran importancia. En cada viñedo es bastante posible descubrir pequeñas bodegas construidas en piedra, que guardan los deliciosos vinos que aquí se producen. Cuando el otoño hace presencia, los colores de los bosques y los viñedos consiguen crear un paisaje realmente hermoso. 

Pero no todo lo reseñable de las Riberas del Miño se encuentra sobre el nivel del agua ya que, bajo ellas, existen numerosos pueblos que fueron anegados después de la construcción de los embalses de Belesar y de Os Peares. En algunos casos, los edificios más importantes de estas poblaciones fueron transportados piedra a piedra colina arriba para poder conservarlos.

Es posible conocer casi todos los rincones de este paraje de múltiples maneras, ya sea en coche, caminando o a través de un tranquilo viaje en catamarán para contemplarlo desde dentro.

¡No te lo pierdas!

Para una completa visita os recomendamos visitar alguno de los miradores que se encuentran a lo largo del río como el de A Cova, cerca del cual se encuentra la iglesia monacal de San Martiño de A Cova. Desde aquí contemplaremos el impresionante Cabo do Mundo, un gran meandro que describe el Miño alrededor de un arbolado monte. 

También os recomendamos la visita al pueblo de Portomarín, el cual fue trasladado de su emplazamiento original por la subida del nivel de las aguas. Cuando el caudal del río es bajo, es posible ver las antiguas construcciones de este pueblo. 

Mucho que hacer

¿Qué podemos hacer en las Riberas del Miño? La variedad de opciones es extensa, así que vamos a intentar ponéroslo más fácil. Si queréis conocer en profundidad la historia y naturaleza del entorno os recomendamos realizar alguna de las rutas de senderismo que os proponemos, visitar una o varias de las bodegas donde os explicarán todo acerca del vino de la zona, o admirar la belleza de los monasterios e iglesias románicas que aquí se encuentran. Por último, para tener otra perspectiva del Cañón os recomendamos un viaje en catamarán.

Descubre todos los rincones de las Riberas del Miño