Audioguía
Audioguía
Galería
Galería

El Camino Francés

Senderismo

A través de este pequeño tramo del Camino Francés, el peregrino recorrerá el norte de las tierras de la Ribeira Sacra, pudiendo disfrutar del tradicional paisaje de esta parte de Galicia, formado por suaves colinas surcadas por pequeños riachuelos. Se trata de un recorrido lineal que se podrá realizar en una sola jornada.

Cómo llegar Cómo llegar
Distancia de la ruta:
23,29 km
Tiempo de la ruta:
7 h 46 min
Itinerario de la ruta:
Lineal
Comienzo
Ferreiros
Llegada
O Hospital
Dificultad
Media
Desnivel
Subida: 469 m
Bajada: 428 m
M.I.D.E. 3 2 2 3

El descubrimiento de la tumba del Apóstol Santiago, en lo que hoy en día conocemos como Compostela, a principios del siglo IX, traspasó las fronteras de los reinos hispanos y se difundió por Europa. A partir de ahí comenzaron a llegar los primeros peregrinos hasta que llegaron a contarse por miles. Todo ello comenzó a conformar el Camino de Santiago, convirtiéndolo en algo así como la espina dorsal de Europa. Ante tal afluencia, los entonces reyes hispanos comenzaron a dar su apoyo a esta ruta, dotándola de servicios y ayudas. Este camino pasó a conocerse como el Camino Francés. Este nace en el pueblo de Roncesvalles, y avanza por distintas localidades como Logroño, Burgos o León, conectando a todas ellas con Santiago. En Galicia entra por el municipio de Pedrafita do Cebreiro, una zona montañosa Luguesa que marca la frontera natural con Castilla y León. 

Este Camino Francés pasa también por la Ribeira Sacra, concretamente por los ayuntamientos de Paradela y Portomarín. Este trayecto es posible realizarlo  en un día, ya que abarca una etapa de este Camino si se inicia  en la vecina Sarria. A través de él el peregrino se adentrará en una Galicia puramente rural.

Dejando atrás los límites de Sarria el camino avanza ya por el territorio de Paradela, pasando por distintas pequeñas poblaciones rodeadas en todo momento por prados y pequeñas manchas de bosque. Un poco apartada del camino se encuentra la iglesia de Santa María de Loio, que en origen fue el monasterio de Ribaloio, donde nació la Orden Militar de los Caballeros de Santiago. Tras un pronunciado descenso el peregrino deja atrás el ayuntamiento de Paradela y pasa al de Portomarín, cruzando el río Miño poco más adelante. Aquí se encuentra la iglesia de San Xoan, movida piedra a piedra desde su emplazamiento original junto al antiguo Portomarín, hoy bajo las aguas del embalse.  

Desde aquí, el camino comienza a ascender por sucesivas colinas, pasando por las inmediaciones de Castromaior, un antiguo asentamiento prerromano muy bien conservado. Finalmente el peregrino llegará hasta Hospital, una pequeña población que en la que en su día se ubicaba un hospital de peregrinos hoy desaparecido. A partir de aquí, el Camino Francés abandona ya los límites de la Ribeira Sacra en dirección a Compostela, pasando por los lugares de Palas de Reis y Melide.

Equipamiento y servicios

Aparcamiento
Fuente de agua
Puestos de comida

Accesibilidad

En bicicleta
En coche