Turismo ornitológico en los Cañones del Sil

AVES ENTRE ROCAS, BOSQUES Y VIÑEDOS

Los cortados y roquedos que se alzan imponentes desde el río Sil, bosques misteriosos y bravos viñedos cultivados en terrazas desde tiempos inmemoriales, conforman uno de los enclaves paisajísticamente más singulares de Galicia que acoge un buen grupo de especies muy atractivas.

La zona acoge un interesante catálogo de aves, especialmente durante la temporada reproductora entre abril y julio. Durante una buena parte de su recorrido en Galicia, el río Sil se abre paso encajado en un profundo valle. Bosques de diferente tipología según la orientación, roquedos, monte bajo e incluso viñedos, proporcionan hábitats favorables para las aves.

¿Qué aves podemos ver?

Destaca la presencia de rupícolas como el halcón peregrino, el búho real o los más escasos roquero solitario y águila real. Otras aves rapaces que encontramos en el área son el abejeroeuropeo, el azor, la culebrera europea o la aguililla calzada. Son también habituales otras especies como el avión roquero o la golondrina dáurica o multitud de pequeñas aves forestales como el mosquitero ibérico o el trepador azul. En las áreas de cultivo y matorral, al borde del cañón, es fácil encontrar especies como la alondra totovía o el alcaudón real. 

¿Cómo y dónde las podemos ver?

Bajo el paraguas de la marca Galicia Birding, la Axencia de Turismo de Galicia nos propone las mejores rutas para el avistamiento de estas aves. Hasta cinco itinerarios para realizar a pie o en coche por el Cañón del Sil, donde poder deleitarse con hermosas especies sobrevolando nuestros cañones.   

Puedes obtener más información aquí

 

¡No te lo pierdas!

En marzo, además de las golondrinas comunes y los milanos negros, las primeras culebreras europeas ya se dejan ver en los Cañones del Sil.