Los caminos de Santiago

En su peregrinación a Santiago de Compostela los peregrinos atraviesan la Ribeira Sacra empleando alguno de los Caminos de Santiago que recorren este territorio. Por un lado el Camino Francés que cruza los Ayuntamientos de Portomarín y Paradela. Por el otro, el Camino de Invierno, que recorre el Cañón del Sil y las Riberas del Miño. 

En el S. IX se descubre la tumba de Santiago el Mayor en un punto del noroeste peninsular y se construye una pequeña iglesia en el lugar. Poco más de cien años después comienzan a llegar los primeros peregrinos europeos a Compostela. Finalmente, en el S. XI, Santiago se consolida como centro de peregrinación internacional y comienzan a establecerse poco a poco las rutas que hoy en día conocemos.

El Camino Francés es sin duda el itinerario jacobeo con mayor tradición histórica, pasando en nuestro caso por los ayuntamientos de Paradela y Portomarín. 

En el caso del Camino de Invierno, este recorre el Cañón del Sil y las riberas del Miño, entrando por Quiroga y abandonándonos por Chantada. Era el recorrido utilizado en la Edad Media por los peregrinos durante el invierno.

Conoce los dos Caminos que pasan por estas tierras