Galería
Galería

Enoturismo

El vino es la seña de identidad de la Ribeira Sacra. La producción de esta bebida, así como el cultivo de la vid, fue introducida por los colonizadores romanos en estas tierras hace más de dos mil años. Posteriormente fueron los monjes cristianos quienes tomaron el relevo de esta actividad y en la actualidad su producción sigue siendo el motor económico de la comarca.

La Denominación de Origen Ribeira Sacra se creó en el año 1997 y posee una superficie de más de 1500 hectáreas dedicadas a viñedos, lo que supone más del 5 % del total del suelo gallego destinado a la producción de vino. La Ribeira Sacra se divide en cinco subzonas de cultivo: Chantada, Ribeira do Miño, Amandi, Ribeira do Sil y Quiroga Bibei.

En la elaboración del vino destacan las variedades de uva godello, albariño y treixadura para caldos blancos y mencía, brecellao y merenzao para los tintos. Son fundamentalmente vinos jóvenes, aunque se producen también tintos de crianza.

Los amantes del vino tienen en la Ribeira Sacra un paraíso del que sacar mucho provecho, ya que pueden realizar visitas guiadas a adegas, hacer catas de vinos y aprender acerca de la producción de los caldos. Ademas también existen lugares como el Museo del Vino de Monforte o el Vinobus, que ofrecen otras maneras de acercarnos a este mundo.

Enoturismo

Ver más...

Localiza los lugares en los que disfrutar de un buen vino o una visita guiada